64

Seguridad humana y ciudadana

Octubre - Diciembre 2010

Los huracanes, los sismos, las epidemias, las sequías, las inundaciones; la pobreza, el hambre, la contaminación ambiental, la delincuencia, el tráfico internacional de sustancias prohibidas, migrantes indocumentados, armas ligeras, explotación sexual; las poblaciones desplazadas, la violencia familiar o por motivos étnicos, raciales, religiosos, y otros fenómenos similares, amenazan y tronchan más vidas que la mayoría de las guerras, revoluciones, represiones y campañas militares.

Aun en ausencia de grandes conflictos armados de carácter temporal, los riesgos a la seguridad proliferan de un modo u otro todo el tiempo. ¿Cómo concebir el desarrollo humano sin garantías a la seguridad de las personas, a su integridad y sobrevivencia? ¿En qué medida puede alcanzarse la seguridad nacional y ciudadana sin protección a las libertades vitales? ¿Sin asegurar la alimentación, el transporte, la vivienda, la energía? ¿Cómo garantizar la democracia y la libertad bajo el imperio de la impunidad, la corrupción, la inseguridad jurídica, el descrédito de las instituciones del orden público, la desinformación, el miedo?

Temas ofrece en este número —con el auspicio de la Secretaría General de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y del programa para Cuba de Ayuda Popular Noruega (APN)— un abanico de investigaciones originadas en diversas subregiones de nuestro hemisferio, incluida, naturalmente, Cuba. Estos análisis arrojan nueva luz sobre una agenda incesante de problemas cuya relevancia resulta difícil exagerar.

64

Octubre - Diciembre 2010

Enfoque

Controversia

Por: Daybel Pañellas, Rafael Hernández, Alina Alarcón, Rodolfo Rensoli, Mayra Rodríguez Lauzurique

  • ¿A qué se les llama tribus urbanas? ¿Es este un término apropiado? ¿Qué las origina? ¿Se trata de grupos marginales? ¿Se relacionan con las identidades generacionales y de género? ¿Están organizadas territorialmente? ¿Representan subculturas? ¿Se manifiestan solo en las grandes ciudades? ¿Hasta qué punto son integraciones espontáneas o parten de una voluntad de unión y conciliación entre semejantes para proyectos de vida o sociales? ¿Son grupos cerrados y excluyentes? ¿Cómo son percibidas en Cuba por el resto de la población? ¿Han influido los distintos gustos musicales en su conformación? ¿Qué papel desempeña el vestuario en sus identidades? ¿Qué tienen que ver el tiempo libre y el entretenimiento en su surgimiento?  Estos y otros temas son desarrollados por psicólogos, artistas y promotores culturales en este panel sobre uno de los más actuales fenómenos de la sociedad cubana y universal.

Entretemas

Por: Arturo Arango

  •  

    \r\n\r\n

    En torno a Cuba, el tiempo parece desordenarse, dislocarse. Desde hace algunos lustros, quizás desde el momento mismo en que comenzó la restauración capitalista en los territorios que constituían la Unión Soviética y en los países que, bajo idénticos principios doctrinarios, se autodenominaban «socialistas», sobre Cuba hay la percepción de que algo está a punto de cambiar, de reformarse o desmoronarse, de transitar hacia otro sistema o hacia un modelo distinto

Por: Janet Iglesias Cruz, Javier Gutiérrez Forte

  •  

    \r\n\r\n

    Roberto Fernández Retamar señala que a fines de los años 80 e inicios de los 90 —lo que se ha dado en llamar «el corto siglo xx»—, se desarrolla una «orgía más bien perpleja de los pos(t)ismos».[1] Tomando como marco este desenfrenado auge de los «pos», se desarrolla la idea de «poscolonialidad». Esta proyección de trabajo cultural-ideológica fue promovida y desarrollada por intelectuales y académicos

Por: María del Pilar Díaz Castañón

  •  

    \r\n\r\n

    Nuestra pertenencia a este tiempo estuvo irrevocablemente marcada por él; por sus búsquedas, experimentos y riesgos.

    \r\n\r\n

               Jacques Derrida, Discurso ante la tumba de Althusser

    \r\n\r\n

     

    \r\n\r\n

    Hay muchas razones para escribir un texto. Umberto Eco sostuvo que había escrito El nombre de la rosa porque quería mat

Lectura Sucesiva

Por: Mirta Fernández Martínez

  •  

    \r\n\r\n

    Mi apellido: ofendido

    \r\n\r\n

    Mi nombre: humillado

    \r\n\r\n

    Mi estado: rebelde

    \r\n\r\n

    Mi edad: la edad de piedra

    \r\n\r\n

             Aimé Césaire

    \r\n\r\n

     

    \r\n\r\n

    Los sistemas de opresión generados a partir de la conquista de América y la extracción de sus riquezas

Por: Walter Mondelo García

  •  

    \r\n\r\n

    El poder y el proyecto,[1] libro de entrevistas de Julio César Guanche, publicado por la Editorial Oriente, está llamado a convertirse en un referente imprescindible para todo el que se proponga reflexionar en torno al presente y sobre todo al futuro de la Revolución. Y hacerlo, además, sin perder de vista el pasado, porque si hay una estrategia empleada por el pensamiento y el discurso hege

Por: Alberto Abreu

  •  

    \r\n\r\n

    Consagrado a explorar los nuevos universos problemáticos, quiebres y dobleces que surgen del acto de pensar lo cultural en América Latina, en los nueve ensayos que conforman Nuevas cartografías latinoamericanas,* Román de la Campa nos propone un corpus de textos y tópicos vinculados a lo poscolonial, lo subalterno, los estudios culturales. Su intención —así lo declara— es «colocar un prisma espacio-temporal para el nuevo saber sobre América