Cine cubano la pupila insomne

Suscribirse a canal de noticias Cine cubano la pupila insomne Cine cubano la pupila insomne
por Juan Antonio García Borrero
Actualizado: hace 18 horas 18 segs

LOS CREATICIDAS

Mar, 03/28/2017 - 09:33

¡Qué difícil es mantenerse a salvo de los creaticidas! Pero el problema es que los peores asesinos de la creatividad no siempre son aquellos que en nombre de un sospechoso realismo, pretenden mutilarnos los sueños: el peor creaticida lo llevamos dentro.

Es mentira que los seres humanos sean creativos por naturaleza. Como individuos estamos diseñados para el cumplimiento obediente de las reglas que otros dictan, para el conformismo. Por eso marchamos por la vida con un ejército de creaticidas en el interior, los cuales se encargan de que no violemos en ningún momento las reglas establecidas.

Y amamos tanto la seguridad que siempre reporta saber que es más fácil cumplir con lo estipulado, con lo que todo el mundo hace (aunque no funcione), que prescindimos con gusto de la gran responsabilidad que significa ser creativos. De allí que terminemos prefiriendo la condición del epígono respetuoso, a la de creadores de valores que estén a la altura de la época en que uno vive.

En el cuento “El tipo que creía en el sol” Héctor Zumbado nos dejó una emotiva descripción de lo que suele pasarle a un soñador, cuando tropieza con gente demasiado precavida, demasiado realista, demasiado atenta de lo que los reglamentos heredados indican. Decía Zumbado: “Hicieron lo peor que se le puede hacer a un tipo. Aplastarle la ilusión. Romperle en dos el entusiasmo. Plancharle la esperanza”.

Mi criterio es que el único creaticida que podría conseguir que alguien se exilie de su entusiasmo creador, es aquel que vive agazapado dentro de uno mismo. Puede que tropecemos con personas con determinado poder que se conviertan en eventuales obstáculos. O, incluso, que impidan que la idea se realice.

Pero la creatividad es algo que pertenece al reino de lo subjetivo. Y en esa zona no hay poder humano que pueda confiscarnos la voluntad de ser creativos. Podrán aplastar físicamente al individuo que sueña, pero no a su firme voluntad de ser creativo.

A no ser que el policía que llevamos dentro nos inmovilice, nos encarcele para siempre en la rutina, y nos convierta en sujetos domesticados para los cuales solo cuente la opción de repetir como un loro lo que ya parece decidido por los otros.

Hay que cuidarse de los creaticidas que nos rodean. Pero hay que declararles la guerra perpetua a los que, a diario, llevamos dentro.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

CIBERTERTULIA SOBRE LA REPRESENTACION DE LA MUJER EN EL VIDEO CLIP CUBANO

Lun, 03/27/2017 - 10:54

El próximo jueves estaremos celebrando en Camagüey la Cibertertulia “El Callejón de los Milagros” correspondiente al mes de marzo, que esta vez dedicaremos a la representación de la mujer en el video clip cubano.

Creo que siempre será poco lo que hagamos para concederle visibilidad a los grandes problemas que se esconden detrás de la inequidad de género. Se ha llegado a naturalizar de tal modo entre nosotros la tradición patriarcal, que incluso en aquellos escenarios donde aparentemente se lucharía por dejar atrás los viejos esquemas, de modo inconsciente se reciclan los estereotipos.

En Camagüey contamos con el Proyecto Artístico Pedagógico Mundo A, que con el auspicio de la Universidad de las Artes, se propone “generar buenas prácticas con enfoque de género en la creación artística y la comunicación”.

Por eso ese jueves estarán acompañándonos Mayra González Aróstegui y Lourdes Mazorra López, dos de sus integrantes, así como la Dra. María Antonia Borroto Trujillo, quien ha investigado y escrito sobre estos temas en reiteradas ocasiones.

Como ya va siendo habitual, los asistentes podrán descargar con sus dispositivos inteligentes materiales de interés, vinculados a este fenómeno, los cuales serán situados en el servidor que opera desde el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo para todo el Paseo Temático del Cine.

Mientras llega ese momento, compartimos con los amigos del blog información sobre el Proyecto Mundo A de Camagüey.

Juan Antonio García Borrero

PROYECTO ARTÍSTICO PEDAGÓGICO MUNDO A

Mundo A es un proyecto artístico pedagógico, de la Universidad de las Artes, filial Camagüey que incluye en sus acciones a estudiantes del centro.

Esta iniciativa, surge a partir de la capacitación recibida por sus integrantes durante un año, a través del Programa Nacional “Género, Comunicación y Comunidad”.

Radica en la ciudad de Camagüey, pero extiende su radio de acción a las distintas comunidades y municipios, propone debates, exhibición de materiales, talleres, conferencias y construcciones colectivas sobre temas relacionados con la Teoría de Género y la Creación, así como actividades artísticas: conciertos, exposiciones y otras, haciendo hincapié en la violencia de género y su representación en las artes, el sexismo en el canon nacional, los estudios de masculinidades y la visibilización de obras que disienten del patriarcado. Todo ello, integrando y articulando el trabajo del Grupo con el de otros proyectos e instituciones como la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, la Oficina del Historiador de la Ciudad, el Consejo Provincial de las Artes Plásticas, el Instituto Cubano de Radio y Televisión, el Conservatorio de Música “José White” y la filial provincial de la Universidad de las Artes.

El saldo de esta integración puede evidenciarse en el amplio programa de conferencias y talleres impartidos hasta el momento, la participación en el evento internacional “Género, Familia y Sociedad. Por un desarrollo sostenible”, celebrado en Camagüey y auspiciado por la Cátedra del mismo nombre, de la Universidad “Ignacio Agramonte”, así como el tratamiento y difusión de temas de género en programas de radio y televisión, y la realización de obras para estos medios, spots sobre violencia, adicciones y discriminación, además de mensajes sobre buenas prácticas; un ejemplo es la Campaña de Bien Público, “Por la equidad de mi mundo”, con el financiamiento entregado por las agencias españolas Aecid y Mundubat en el 2014, actualmente en la programación de la Televisión Nacional.

Después de más de un año de trabajo, el grupo quedó oficialmente constituido el día 25 de noviembre de 2015, a propósito del Día Internacional de la NO Violencia Hacia las Mujeres y las Niñas, con un concierto ofrecido en la Plaza del Carmen y la inauguración de una exposición de la artista de la plástica Martha Jiménez, quien además pertenece al proyecto LASA.

A partir de este momento, el Proyecto Mundo A, ha continuado realizando acciones cada mes por el Día Naranja y otras fechas importantes.

En diciembre se realizó un encuentro para reconocer la labor de las educadoras y directoras de los dos hogares sustitutos que existen en la provincia, como parte de la Jornada de la Educación en Cuba.

En enero de 2016, las integrantes del Proyecto visitaron la casa de mujeres camagüeyanas que poseen Patios de Referencia, previa coordinación con la ACTAF, por el Día de la Ciencia.

El 25 de febrero, a propósito del Día Naranja, se ofreció un Concierto de Música Contemporánea con estrenos mundiales, bajo la dirección del Músico Luis Alberto Mariño, en la Casa de la Diversidad Cultural Camagüeyana de la OHCC, y la participación de estudiantes y profesores.

El 7 de marzo, vísperas del Día Internacional de la Mujer, se realizó un encuentro en la Galería “Larios” de la ciudad de Camagüey, donde fue reinaugurada la exposición “Todo tiempo es perfecto”, de la artista de la plástica Jenny Hernández Carbó; se ofreció la conferencia “Gelsomina y sus otras. La intertextualidad en Desde los blancos manicomios”, de Margarita Mateo Palmer, por la MSc. Beatriz Goenaga, con la participación de dos escritores camagüeyanos, quienes realizaron lectura de poemas, y estudiantes de música del Conservatorio “José White”.

Las integrantes de Mundo A, participamos en marzo en el Encuentro Nacional de Profesionales Amigos de Alcohólicos Anónimos (AAA), en la ciudad de Bayamo y posteriormente en Puerto Padre, Las Tunas, como parte de las acciones de promoción necesarias a esta comunidad, y de obras audiovisuales previstas.

En el mes de abril, participamos en una actividad con los niños y niñas autistas y sus familiares, por el Día Internacional de Concienciación sobre el Autismo.

En mayo, cerramos la Jornada contra la homofobia, con el debate de un documental en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, y la participación de especialistas del Centro de Educación para la Salud.

En junio, celebramos el Día de los Padres con un concierto del grupo “A piacere”, en la Biblioteca Provincial “Julio A. Mella”.

En el mes de septiembre, organizamos un encuentro con el claustro de la filial de la Universidad de las Artes, a propósito de su inauguración.

En octubre, presentamos una campaña de bien público, con motivo del Día de la Cultura Cubana, en la propia sede de la filial, en una actividad con los diferentes proyectos artísticos pedagógicos.

Estuvimos presente como Jurado de la Muestra Audiovisual “El Almacén de la Imagen”, premiando por vez primera en un evento, la obra audiovisual que evidenciara un acertado enfoque de género. El premio lo obtuvo el corto “Tilín tilín”, de Violena Ampudia, de la FAMCA.

Asimismo, como proyecto de la Universidad de las Artes, realizaremos la asesoría a estudiantes de la institución, para que sus ejercicios académicos, y sus trabajos de tesis estén libres de estereotipos, cánones, términos sexistas y otras visiones androcéntricas y patriarcales que vayan en perjuicio de su formación y del logro de una cultura de equidad, paz y respeto. Además, de forma colateral al Proyecto, trabajará un grupo audiovisual que acaba de crearse en el centro, con estudiantes interesados en temas de género, y específicamente, de violencia.

Nos encontramos preparando la Primera Jornada de Género, que cerrará el 25 de noviembre, Día de la No violencia hacia las mujeres y las niñas, para celebrar el aniversario del Proyecto, cuyas actividades tendrán por sede la Universidad de las Artes, e integrarán a otros proyectos de la filial.

Hasta el momento, todas las acciones se han realizado con los recursos de las integrantes de Mundo A y la colaboración de instituciones de la provincia como la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, el Consejo Provincial de Artes Plásticas, la Universidad de las Artes, el Conservatorio de Música “José White”, el Centro Provincial del Libro y la Literatura, los Medios de Comunicación, negocios del sector no estatal, mujeres emprendedoras y personalidades de la provincia.

Sus integrantes establecen el compromiso ético de continuar socializando los resultados de Talleres y Cursos de Capacitación recibidos, y extender sus conocimientos y trabajo a lugares representativos, comunidades y centros de trabajo y estudio.

Breve fundamentación o descripción del proyecto (objetivos, alcance):

Nos proponemos como principal objetivo:

-Generar buenas prácticas con enfoque de género en la creación artística y la comunicación.

Objetivos específicos:

– Compartir herramientas de la Teoría de Género.

– Realizar obras y materiales que generen, desde la representación, la equidad entre mujeres y hombres.

– Divulgar obras y materiales que generen, desde la representación, la equidad entre mujeres y hombres.

– Incidir en la comunidad a través de materiales artísticos y de comunicación, de producción propia o de instituciones y colaboradores/as con similares objetivos.

– Establecer vínculos con grupos e instituciones afines.

– Visibilizar la participación social femenina contemporánea y desde el punto de vista histórico.

– Socializar investigaciones científicas, estudios y bibliografía relacionada con la Teoría de Género.

– Promover ejemplos de empoderamiento femenino.

-Propiciar una labor educativa con temas asociados a la problemática de género.

– Diagnosticar los problemas más apremiantes en nuestra comunidad en relación al tema.

– Evaluar el impacto del trabajo del grupo en la comunidad.

-Velar por la correcta utilización del lenguaje inclusivo y no sexista.

-Sensibilizar al personal artístico y de dirección de los Medios de Comunicación en cuanto a la aplicación de la Teoría de Género.

Nombre y apellidos de las integrantes:

MSc. Mayra González Aróstegui. Guionista y Directora de Programas de Televisión. Profesora Universidad de las Artes. Filial Camagüey

Lic. en Comunicación Social Jessica Castillo Nápoles. Profesora Universidad de las Artes. Filial Camagüey.

MSc. Meily Sierra Rodríguez. Guionista y Directora de Programas de Radio y Televisión.

Lic. en Periodismo Lourdes Mazorra López. Televisión Camagüey. Patrimonio OHCC.

 

Contactos:     

Coordinadora del proyecto: MSc. Mayra González Aróstegui.

Correo electrónico: aadebbie@finlay.cmw.sld.cu; mayragonzalez62@latinmail.com


Categorías: Blog de autores

EN MEMORIA DE TOMÁS MILIÁN (1932- 2017)

Dom, 03/26/2017 - 09:13

Tardé mucho en enterarme del origen cubano del actor Tomás Milián. Lo vi por primera vez en pantalla allá por los ochenta, en una de las proyecciones de la Cinemateca de Cuba en el cine Guerrero de Camagüey. Se trataba del filme italiano de episodios Rogopag (1963), donde Milián es dirigido por Pasolini en el capítulo “La Ricotta”.

Los cinéfilos que éramos entonces a duras penas contábamos con la información publicada en las revistas y periódicos del país. Y que yo conozca nada se publicó sobre Milián por esas fechas. Así que, al menos yo, demoré en saber que ese actor reclamado por Michelangelo Antonioni para el protagónico de Identificación de una mujer (Identificazione di una donna/ 1982), estrenada en Cannes, se llamaba en realidad Tomás Quintín Rodríguez Milián y había viajado a los Estados Unidos en los años cincuenta (con apenas 21 años), con el fin de entrenarse en el famoso Actor´s Studio.

De todos modos, era imposible que alguien que hubiese estado a las órdenes de Mauro Bolognini (La noche brava/ 1959; El bello Antonio/ 1960), Luchino Visconti (Boccacio’ 70/ 1972), Renato Castellani (Mar loco/ 1973), Carol Reed (La agonía y el éxtasis/ 1965) o Carlo Lizzani (Bandidos en Milán/ 1968), no comenzase a llamar la atención de nosotros, los cinéfilos de entonces. Si directores de ese renombre lo pretendían con tanta frecuencia, pensábamos, tenía que ser por algo.

Por eso también resultó sorprendente para mí ver asociado su nombre al “western spaghettis”, “subgénero” cinematográfico que en manos de Sergio Leone se convertiría en algo definitivamente de culto. Con películas como El halcón y la presa (La resa dei conti/ 1966), Si estás vivo, dispara (Se sei vivo spara/ 1967), Tepepa (1969), al lado nada menos que de Orson Welles como actor, o Los cuatro del Apocalipsis (I quattro dell’ apocalisse/ 1975), por mencionar apenas algunas, conseguiría formar parte insoslayable de la mitología que nutre a ese conjunto de filmes.

Cuando sesenta años después de haberse marchado de Cuba, Tomás Milián decidió aceptar la invitación que le hiciera la Cinemateca de Cuba, y recibió un merecidísimo homenaje en la ciudad natal que había dejado atrás, sorprendió a todos con el uso de un lenguaje coloquial que solo es posible reconocer acá: habló del “cubano rellollo”, de su condición de “retama de guayacol” cuando era joven; habló de esa ciudad secreta en la que se nace y se muere, más allá del escenario físico en que uno se desenvuelva.

Creo que el día en que impulsemos un estudio desprejuiciado de la imagen transnacional de algunos intérpretes cubanos, el nombre de Tomás Milián dará mucho que hablar. Allí están sus incursiones en el cine europeo, en el cine norteamericano, y con todo y lo fallida que me parece La ciudad perdida (2006), de Andy García, en un cine que se pensó en la lejanía física desde lo cubano. Las intersecciones de tantos imaginarios y contextos diferentes, obviamente, nos devolverán una imagen menos estereotipada de esa que hasta el momento tenemos cuando hablamos de actores cubanos que han triunfado o trabajado más allá de la isla.

Por lo pronto, la noticia del fallecimiento de Tomás Milián, me impulsó a buscar de inmediato la copia que tengo de Tráfico (Traffic/ 2000), de Steven Soderbergh. Allí lo encontramos encarnando al corrupto general Salazar. Un papel pequeño comparado al que interpretan Benicio del Toro o Michael Douglas. Y, sin embargo, Milián se encarga de que la impronta de ese personaje siniestro en su humanidad persista en la memoria, incluso después que los créditos de la historia han caído. El buen actor que fue supo encontrar las estrategias para quedarse para siempre.

Juan Antonio García Borrero  


Categorías: Blog de autores

MÚSICA, CINE, MEMORIA, IDENTIDAD

Sáb, 03/25/2017 - 11:32

Ayer tuve el privilegio de participar como ponente en el evento teórico concebido para la Fiesta del Tinajón del Camagüey. Un verdadero lujo contar en la mesa con la compañía de la Dra. Verónica Fernández Díaz y el Maestro Reinaldo Echemendía Estrada, quienes disertaron sobre las agrupaciones soneras en Camagüey.

Debo confesar que cuando me invitaron sentí bastante preocupación, pues el eje temático giraba en torno a la presencia del son en las distintas manifestaciones artísticas en Camagüey, y yo estoy lejos de ser un musicólogo (aunque me guste la música), y en el caso del audiovisual realizado en la ciudad, todavía está por hacerse ese catálogo que nos permita recuperar la información que nos posibilitaría evaluar las maneras en que se ha registrado la actividad sonera en nuestras pantallas locales.

Pero precisamente escuchando las excelentes disertaciones de mis colegas, disertaciones cargadas de exquisita información, sentí que era necesario abandonar lo local (lo camagüeyano) para hablar de estrategias que tendrían que ver con lo que universalmente nos afecta como ciudadanos del siglo XXI.

Así que comencé citando al gran historiador Eric Hobsbawn con esta observación que hace en su libro Historia del siglo XX:

La destrucción del pasado, o más bien de los mecanismos sociales que vinculan la experiencia contemporánea del individuo con la de generaciones anteriores, es uno de los fenómenos más característicos y extraños de las postrimerías del siglo xx. En su mayor parte, los jóvenes, hombres y mujeres, de este final de siglo crecen en una suerte de presente permanente sin relación orgánica alguna con el pasado del tiempo en el que viven. Esto otorga a los historiadores, cuya tarea consiste en recordar lo que otros olvidan, mayor trascendencia que la que han tenido nunca, en estos años finales del segundo milenio. Pero por esa misma razón deben ser algo más que simples cronistas, recordadores y compiladores, aunque esta sea también una función necesaria de los historiadores”.

He allí el gran desafío que tenemos los encargados de preservar la memoria cultural de la nación. En una época como la nuestra, donde aparentemente todo está al alcance de un clic, en realidad corremos el riesgo de no retener nada. Es necesario, entonces, establecer alianzas que operen dentro de ese espíritu de creatividad colectiva que de un modo informal caracteriza a la época.

En el caso del audiovisual y la música, esas alianzas ya desde hace rato están funcionando. Solo que, en sentido general, responden a ese flujo caótico de imágenes que la industria (lo hegemónico) pone a circular a través del video clip y el fomento del zapping. Sin embargo, también es posible intervenir desde lo institucional (como hubiesen querido los situacionistas franceses) creando escenarios que le concedan visibilidad a lo que ya existe, y sin embargo, permanece en las sombras.

Claro, como dice Hobsbawn, aquí el nuevo historiador tendría que dejar a un lado la manía que tenían sus predecesores de convertir al dato frío en estéril objeto de culto, para invitar a sus oyentes a participar de un juego donde “lo histórico” contribuye a fertilizar lo nuevo. Yo mostré clips de dos películas realizadas en épocas diferentes (Y tenemos sabor/ 1967, de Sara Gómez, y Los pájaros tirándole a la escopeta/ 1984, de Rolando Díaz), como ejemplos cubanos que pueden describir el buen matrimonio que se ha establecido en nuestro cine entre la música popular y la cámara cinematográfica.

Creo que la música y el audiovisual, más allá de lo que revelan en la superficie, se complementan en lo sumergido cultural. Para mí el cine es sobre todo memoria: cuando nos enfrentamos a una película (no importa si documental o ficción) estamos asistiendo a lo ausente: eso que vemos en pantalla no está allí.

La música cubana, en cambio, es identidad: habla de eso que somos constantemente. Sin importar las distancias físicas, ideológicas, temporales, la música tiende a revelarse como un gran puente donde todos nos reconocemos aún en medio de las aguas más turbulentas. Eso puede notarse en un documental como Yo soy del son a la salsa (1996), de Rigoberto López, donde la nación cubana es una gran comunidad imaginada.

Memoria e identidad, entonces, estarían entre las prioridades que no nos podemos dar el lujo de perder. Y el audiovisual y la música pueden ser dos grandes aliados.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

CULTURA E INFORMATIZACIÓN DEL TRABAJO CULTURAL EN CUBA: TAN CERCA, TAN LEJOS

Jue, 03/23/2017 - 09:38

Entre las grandes prioridades que hoy posee la sociedad cubana está su informatización, esa que en palabras del Vicepresidente Miguel Díaz Canel es “un proceso complejo, retador, necesario, que tiene que ser abordado en la multi y la interdisciplinariedad, con visión de país y contando con la participación institucional y ciudadana, el cual debe abarcar transversalmente todos los escenarios y ámbitos de la vida política, económica y social del país, y constituir un imprescindible apoyo y soporte al perfeccionamiento integral de nuestra sociedad socialista, próspera y sostenible”.

Aunque todavía estamos lejos de los escenarios ideales, ya en el país comienza a notarse la presencia de una infraestructura que permite soñar con planes más ambiciosos vinculados al uso creativo de la tecnología. Sin embargo, para que podamos hablar de una informatización verdaderamente funcional, tendríamos que acompañar ese proceso tecnológico con un conjunto de prácticas que solo podrían construirse dentro de las llamadas humanidades digitales.

Si en algún contexto esta alianza resultaría imprescindible, es precisamente en el de la Cultura. Lamentablemente, entre nosotros pocas veces se asocia el trabajo cultural a esa política de informatización que ya va teniendo lugar en los más diversos escenarios.

En sentido general, nuestros creadores siguen pensando su producción y promoción de la misma con los mismos parámetros del siglo pasado. Y a pesar de los esfuerzos de Cubarte, sobre todo con las imprescindibles “Jornadas de la Cultura Cubana en Medios Digitales”, las instituciones perseveran en sus maneras decimonónicas de poner en manos de la comunidad el caudal de bienes culturales.

¿Cómo explicar la persistencia de esa brecha cada vez mayor entre la creación y promoción cultural y la informatización de los servicios que podría prestar la cultura en Cuba? Como sucede siempre, no encontraremos una sola causa, sino varios factores de co-actúan, si bien parece dominante el hecho de que creadores y directivos del área cultural aún asumen el término “informatización” como si se aludiera a la simple instalación de equipos informáticos.

Al no existir una comprensión cabal del fenómeno, se deja en manos de otros (Etecsa, Joven Club, Desoft, etc) la implementación de programas y estrategias que, al menos en teoría, contribuirían a modernizar la gestión cultural. Pero esa modernización no es en modo alguno funcional, pues lo que se ha hecho es “domesticar” las nuevas tecnologías, con el fin de acomodarlas al entorno ya conocido, es decir, a lo familiar, a lo que todo el mundo está acostumbrado a hacer, por lo que de modo involuntario se propicia el “creaticidio”.

La culpa, obviamente, no es de Etecsa ni del Joven Club o Desoft, que son entidades que tienen un encargo social bien definido vinculado, ahora sí, al desarrollo tecnológico. Nadie pondrá en duda la existencia de personas talentosas en cada una de esas entidades, que cumplen de modo eficaz con lo que se les pide en términos técnicos, pero de lo que estamos hablando es de la construcción de soluciones integrales, donde el sector de la Cultura (como ya de alguna manera lo va logrando Educación a través de Cinesoft) consiga promover, a través del uso creativo de la tecnología que ya dispone, los valores culturales y cívicos que nos importa como nación.

Para ello es imprescindible que ganemos claridad en lo que significa conceptualmente la informatización en el universo de la cultura. Tendríamos que combatir el equívoco que identifica la simple existencia de numerosos puntos wifi a lo largo y ancho del país, como la mejor expresión de ese proceso, pues junto a ese indiscutible logro técnico, necesitamos trabajar en la formación de usuarios potenciales. Es decir, como mismo se promueve la formación de lectores o espectadores críticos, necesitamos implementar programas de enseñanza que inviten a usar las tecnologías como herramientas de construcción de saberes.

Esto no se conseguirá por decreto, por nobles que resulten las directivas, o seductoras las tecnologías que se pongan en manos de los beneficiados. Se necesita incorporar de un modo natural a la vida cotidiana de la gente cada una de las ventajas que implica informatizar el país, lo cual ya está ocurriendo de manera informal, a través de las numerosas aplicaciones que todos los días se intercambian las personas en su accionar diario.

Dicho a modo de resumen: si queremos que la informatización en Cuba adquiera un perfil humanista, se requiere que pensemos ese proceso con un enfoque holístico, integrador. En teoría el uso de Internet y otros recursos se ha dispuesto por parte del Estado en función del impacto que pueda tener en lo social, y sin embargo, pocas veces el trabajo cultural (uno de los sectores más privilegiados) ha conseguido devolver una gestión que esté a la altura creativa que se espera, mientras que en las áreas de la educación pre-escolar y no universitaria, los profesores no disponen de esos recursos.

Los pasos iniciados en Camagüey con el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, demuestra que cuando la voluntad política asume esa visión sistémica, es posible pensar de modo no utópico en la construcción de una plataforma común de trabajo donde las áreas de cultura, educación y nuevas tecnologías se imbriquen de modo natural y eficiente.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

LA FELICIDAD EN LA ERA DE LAS LLAMADAS PERDIDAS

Dom, 03/19/2017 - 11:07

Mañana 20 de marzo se celebra, según la UNESCO, el Día Internacional de la Felicidad. Al igual que el Día Internacional de la Amistad (30 de julio) o el Día Internacional de la Tolerancia (16 de noviembre), estás jornadas oficiales pretenden llamar la atención sobre fenómenos cuya inobservancia nos afecta como individuos, aunque rara vez se examinan en la esfera pública de la misma manera que se reclaman ciertos derechos humanos vinculados a la libertad, por ejemplo.

El derecho a la felicidad, en términos políticos, pareciera que no tiene el mismo prestigio retórico que el derecho a la libertad, la igualdad y la fraternidad. Eso ha traído como consecuencia que nos parezca más atinado hablar de ella a partir de lo que veamos en las películas melodramáticas y las telenovelas, que en un foro donde se analizan los resultados de alguna gestión pública. De acuerdo a esa visión, los malas prácticas administrativas de los políticos, digamos, no nos hacen infelices, sino en todo caso inconformes con sus gestiones.

Acabo de ver La teoría sueca del amor (2016), excepcional documental de Erik Gandini (n. Bérgamo, Italia, 14 de agosto de 1967) que pone en tela de juicio esa tesis. La película toma como punto de partida el Manifiesto que hacia 1972 un grupo de políticos suecos propusieron como plataforma para desarrollar lo que se proponía conformara el paradigma de la nueva familia. En esa visión, el valor fundamental a defender era el de la independencia. Había llegado el momento”, nos notifican al inicio del documental, “de liberar a las mujeres de los hombres, liberar a los ancianos de sus hijos, liberar a los adolescentes de sus padres”.

En otras palabras: el Estado se propuso intervenir, a modo de ingeniero social, en la conformación de un escenario que, gracias a las condiciones económicas y sociales, propiciara la independencia de los individuos, y con ello, la posibilidad de construir un mundo personal en el cual los conflictos interpersonales se reducían al mínimo. Mirado desde ese ángulo, la felicidad se interpretaba como sinónimo de seguridad, autonomía, confort, y ausencia de conflictos.

El problema es que, como expresa uno de los entrevistados de lujo que tiene el documental, el recién fallecido sociólogo Zygmunt Bauman: “Es falso que la felicidad signifique una vida sin problemas. La vida feliz significa superar los problemas, resolver las dificultades, los desafíos… Uno se enfrenta a los desafíos, se pone bajo presión, y entonces llegas al momento de felicidad cuando veas que has controlado los retos del destino”.

Lamentablemente, se nos ha hecho hegemónica la imagen de la felicidad como el instante en que conseguimos poseerlo todo, y en paz. Como si de verdad el mundo dejara de ser alguna vez el surtidor interminable de conflictos que por naturaleza es, para ponerse en función de nuestras nobles aspiraciones de armonía colectiva.

Son bien duros esos momentos del documental donde descubrimos la suerte de personas adineradas que terminaron muriendo en la más terrible soledad: difícil encontrar una imagen más gráfica que el cadáver que se asegura permaneció dos años en un apartamento, sin que nadie le echara de menos (“Aquí”, se escucha decir al narrador, “no sólo la mitad de nosotros vive solo, uno de cada cuatro muere solo”). Y luego pone a pensar la manera en que el realizador establece los contrastes con el modo en que se relacionan los seres humanos en un precario lugar de África, allí donde un médico sueco ha decidido ejercer su profesión sin importarle las carencias.

Quisiera evitar el riesgo de que alguien interprete que contrapongo la felicidad de los ricos a la de los pobres. Eso sería reducir a dimensiones francamente absurdas lo que demanda miradas múltiples. Ninguna modalidad de pobreza puede garantizar la realización espiritual de los individuos, sobre todo si a estos apenas le queda como opción sobrevivir en el día a día.

Pero tampoco lo material nos asegura la dicha interior, que es donde se localizaría el sentimiento de que eres feliz porque has conseguido retener lo que es importante para ti. No en balde una gran cantidad de sabios han apuntado que siempre tendrá más posibilidades de ser feliz aquel que necesita menos cosas para serlo. O estaría la variable de la salud, por ejemplo, sin la cual difícilmente podría hablarse de felicidad, aunque se viva en medio de los lujos más impresionantes: pregúntele a un príncipe enfermo si no quisiera ocupar el lugar del mendigo saludable…

Hoy vivimos en una era de llamadas perdidas en el móvil, que muchas veces operan como mensajes lanzados al mar digital en una botella. La tecnología ha cambiado, seguro que para bien, pero seguimos siendo animales que persiguen a toda costa la felicidad, que es algo intangible y escurridizo. No sé hasta qué punto estos nuevos dispositivos han terminado por multiplicar lo que nombran la falacia de cambio, es decir, la tendencia a creer que nuestra felicidad personal depende únicamente de los cambios que los otros hagan, los cambios externos, olvidando que la búsqueda del camino que nos llevaría a esa sensación de plenitud interior es de absoluta responsabilidad nuestra.

Los cambios exteriores propiciados por el destino influyen, desde luego, pero somos nosotros mismos los que en el día a día diseñamos “nuestro pequeño gran mundo de felicidad”, aprendiendo a convivir con quienes nos rodean. Como apuntaba Benjamin Franklin: “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días”.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

16 MUESTRA JOVEN DEL ICAIC

Lun, 03/13/2017 - 19:22

Aquí les pongo el link a las obras que concursarán en la venidera Muestra Joven del ICAIC, a celebrarse en La Habana del 4 al 9 de abril. Este es uno de los eventos que más entusiasmo y buenos recuerdos despiertan en mí. Qué bien que 16 años después, contra viento y marea, sigue en pie…


Categorías: Blog de autores

FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE GIBARA 2017

Sáb, 03/11/2017 - 17:45


Categorías: Blog de autores

RAÚL RODRÍGUEZ, PREMIO NACIONAL DE CINE 2017

Sáb, 03/11/2017 - 10:03

Quisiera compartir mi alegría con la noticia de este Premio otorgado al director de fotografía Raúl Rodríguez. Galardón merecidísimo para alguien que ha mostrado talento, perseverancia y creatividad.

Acá comparto la nota de prensa circulada por el Centro de Información del ICAIC, así como el artículo elaborado por la investigadora María Caridad Cumaná para el Diccionario del Cine Iberoamericano. De igual manera recomiendo la lectura de tres entrevistas donde puede apreciarse el cuerpo de ideas que moviliza a este creador.

JAGB

NOTA DE PRENSA

0/03/2017

OTORGADO PREMIO NACIONAL DE CINE 2017 AL DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA RAÚL RODRÍGUEZ

El prolífico fotógrafo Raúl Rodríguez recibió en La Habana, a los nueve días del mes de marzo, el Premio Nacional de Cine 2017, distinción que otorga anualmente el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos a la trayectoria y el conjunto de la obra de un creador cinematográfico.

Este Premio constituye el reconocimiento a una carrera de más de cinco décadas en la dirección fotográfica del cine cubano de ficción y documental, desde la creación del ICAIC hasta hoy. La intensa actividad profesional de Raúl Rodríguez siempre ha estado encaminada a reflejar con diversidad y virtuosismo la imagen fotográfica de sus películas. Es un maestro de la luz, del encuadre, de la composición, con una capacidad innata de trasmitir sus saberes.

Para este importante y significativo reconocimiento, el jurado estuvo presidido por Enrique Pineda Barnet e integrado por Carlos Díaz, Mario Rivas, Lourdes García, Luciano Castillo, Blanca Rosa Blanco y Raúl Pérez Ureta. Este año, el proceso de nominación del Premio 2017 incorporó las propuestas individuales de las personalidades que han resultado Premios Nacionales de Cine en ediciones anteriores, así como las propuestas de los cineastas miembros de la Sección de Cine de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC.

El Jurado decidió, además, incorporar al Premio Nacional de Cine 2017 un reconocimiento especial por la obra de toda la vida a cuatro figuras imprescindibles del cine cubano: Magaly Pompa, Paco Prats, Violeta Cooper e Hilda Roo.

Centro de Información ICAIC

 

FICHA BIOFILMOGRÁFICA

Rodríguez, Raúl [Raúl Armando Rodríguez Cabrera] (I). Villa Clara (Cuba), 27.10.1939. Director de fotografía. Se inicia en el cine en Villa Clara donde realiza cortos en 8 y 16 mm en el cine de aficionados. Junto a otros jóvenes organiza el primer cineclub que se crea en Santa Clara en el Instituto de Segunda Enseñanza donde estudia. Comienza a trabajar en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) en 1961 como asistente de edición. Un año después se traslada al departamento de cámara como asistente. En 1964 asiste al curso de fotografía cinematográfica a cargo del fotógrafo polaco Vladimir Jesina. En octubre de ese mismo año emprende su carrera como fotógrafo de documentales hasta 1976 cuando es promovido a director de fotografía en la cinta Rancheador, y posteriormente también en Maluala (1979), ambas del realizador S. Giral. La fotografía de estos dos filmes posee un meticuloso estudio de época y un minucioso cuidado de los detalles. Rancheador, en tonos rojos y ocres, anuncia el salvaje encargo del protagonista: la caza de esclavos y su masacre; la violencia de los actos se resuelve con planos y encuadres de la cámara que acentúan el dramatismo de las acciones. Maluala, igualmente ostenta una fotografía en función de los grupos sociales que retrata, elegancia, reposo y tensión en las escenas de interiores donde las autoridades españolas discuten cómo liquidar a los esclavos en fuga, en los exteriores y el palenque se destacan los paisajes y la naturaleza como refugio de estos seres que claman por su libertad. Destaca en su trayectoria su delicado trabajo en los filmes La bella del Alhambra de E. Pineda Barnet (1989) y Zafiros, locura azul de M. Herrera (1997), ambos se anudan en esa condición de recrear una época, el primero la década de 1920 y la vida de una vedette del teatro bufo, el segundo los años sesenta y el nacimiento y esplendor del cuarteto cubano, Los Zafiros. En estos trabajos el diseño visual es impecable. Con Nada de J. C. Cremata, realización de 2001, logra fotografiar una película en blanco y negro con el riesgo de filmar en colores y luego pasar la película con el trabajo de laboratorio a blanco y negro, con algunos efectos de color en determinadas escenas. La positiva experiencia acumulada por el fotógrafo a lo largo de estos años y sus dotes como pedagogo, lo llevan a impartir numerosos talleres de fotografía en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, en el Instituto Superior de Arte y en algunos centros de enseñanza en el extranjero. Posee la distinción Por la Cultura Nacional y el diploma al mérito artístico que otorga el Instituto Superior de Arte en Cuba. (María Caridad Cumaná)

OTROS TÍTULOS (todos en Cuba, si no se indica lo contrario):

1965: Aire frío, E. Pineda Barnet, doc; 1966: Trabajadores del mar,

  1. Villafuerte, doc; El habano, J. C. Tabío, doc;

1970: Anatomía de un accidente, S. Giral, doc;

1973: El programa del Moncada, O. Cortázar, doc;

1974: Rompiendo la rutina, O. Valdés, doc;

1975: El milagro de la tierra morena, S. Álvarez, doc; Ensayo, doc;

1978: Aquella larga noche, E. Pineda Barnet; La rumba, O. Valdés, doc;

1980: Guardafronteras, O. Cortázar;

1981: El camino de icaro, O. Rojas, doc, Polvo rojo, J. Díaz;

1983: Tiempo de amar, E. Pineda Barnet;

1984: La segunda hora de Esteban Zayas, M. Pérez;

1985: Yo soy la canción que canto, M. Vilasis, doc;

1986: Plácido, S. Giral; El desayuno más caro del mundo, G. Chijona;

1989: Venir al mundo, M. Torres; 1991: Sueño tropical, M. Torres;

1992: Para recibir el canto de los pájaros, J. Sanjinés, Bolivia;

1994: Derecho de asilo, O. Cortázar; Miradas, E. Álvarez;

2003: Bailando cha cha chá, M. Herrera, Cuba-España;

2004: Daniel Santos para gozar La Habana, L. Prieto, doc.

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA:

Sotto, Arturo. Raúl Rodríguez: memorias de un cinéfilo de Las Villas. La Gaceta de Cuba Nro. 1. Enero- Febrero, 2009, p 18/ Entrevista.

León, Carlos E. Raúl Rodríguez, dueño de la luz. La Gaceta de Cuba Nro. 2. Marzo- Abril, 2016, p 28/ Entrevista con el director de fotografía.

Sánchez, Jorge Luis. Los directores de fotografía en tiempos digitalmente revueltos (I). Revista Cine Cubano Enero-Abril Nro. 198 2016, p 2/ Entrevistas con Livio Delgado, Raúl Rodríguez, José Manuel Riera, Raúl Pérez Ureta, Adriano Moreno, Ángel Alderete, Ernesto Granado, Rafael Solís, Rigoberto Senarega, Alejandro Pérez, Luis Najmías, Ernesto Calzado.

 

 


Categorías: Blog de autores

ARTURO ARANGO SOBRE EL ARTE DE MOJAR LO QUE YA ESTÁ EMPAPADO

Jue, 03/09/2017 - 13:51
En los tiempos que nos está tocando vivir, por paradójico que pueda parecer, corremos el riesgo de convertirnos en los seres más desinformados de la historia de la humanidad. Y los más acríticos. Llegan tantas noticias a nuestro correo, accedemos a tantas páginas digitales, nos envían tanta información, que sencillamente terminamos saturados, y con ello, perdemos la posibilidad de la reacción crítica. Arturo Arango está entre los intelectuales que a cada rato sacude mi modorra intelectual. Y este artículo en lo particular me parece espléndido, y ayuda a curar ese sentimiento insoportable de inutilidad que a veces se apodera de mí, cuando descubro que entre nosotros el debate agudo es algo condenado al fracaso, o a la anulación estéril de las partes. Por supuesto que sé que la cuestión sería intervenir allí donde los ciudadanos reales (no los que conforman una esfera virtual a la que apenas tienen acceso un porciento mínimo de cubanos), puedan hacer uso de sus juicios. Ojalá en algún momento se abran en la televisión o en nuestra prensa espacios para este tipo de debate a fondo. Pero algo es algo. Cuando Arturo habla de la “recolonización cultural” que está teniendo lugar, sin que nos demos cuenta (¿o sí?), en algunos escenarios oficiales, está coincidiendo con una tesis que he aventurado en otras partes: que entre nosotros hace mucho comenzó una suerte de transición cultural, que si bien en el orden político todavía no tiene una consecuencia explícita, ya ha sentado las bases para posibles mudanzas futuras. Por eso me molesta tanto que perdamos el tiempo en pugnas donde se deja intacto el fenómeno que más daño le va haciendo a la nación en su interior: la progresiva pérdida de una cultura donde las jerarquías de los valores se imponen por sus propios méritos y el impacto humanista. Para los censores de ahora, es posible que algunos intelectuales que apelan al legítimo derecho que tienen todos los cubanos a expresar sus pensamientos críticos (repito, todos los cubanos de buena voluntad, no solo los intelectuales), formen parte de esas “partes blandas de la sociedad” (según nefasta terminología de un defenestrado apólogo del sectarismo) que hay que combatir, anular, domesticar. Por suerte el pensamiento crítico, si es de verdad auténtico, nunca accederá a quedarse quieto, sin importarle las consecuencias. Juan Antonio García Borrero LLOVER SOBRE MOJADO

Por: Arturo Arango(Publicado en OnCuba)

La semana pasada llegó a mi página de Facebook una noticia extraña: la película cubana Santa y Andrés,de Carlos Lechuga, había ganado un premio en el Festival Internacional de Cine de Punta del Este, Uruguay. Lo raro de la información era su fuente: la agencia cubana Prensa Latina (PL). Cuando entré en su página web me pareció casi natural que el despacho noticioso no estuviera. Supuse que lo habían suprimido o que nunca existió y lo que vi en Facebook fue una broma. Mi atención se desplazó de inmediato a otros asuntos porque lo que encontré allí, por azar, sobrepasaba mi capacidad de asombro: estábamos a pocos días de la entrega de los premios Oscar y una buena parte de los titulares de PL estaban consagrados a reseñar las expectativas que cada año provoca esa ceremonia.

Ayer me tomé el trabajo de entrar otra vez en el apartado de Prensa Latina dedicado a la cultura. Reproduzco los títulos de algunas de las noticias con fecha 2 de marzo: “Jon Bon Jovi celebra cumpleaños de gira por Estados Unidos”, “Cantante neozelandesa Lorde estrena sencillo Green Light”, “Angelina Jolie elige un spot de Terrence Malick para volver a actuar”, “EE.UU. celebra día dedicado a la lectura con libros del Dr. Seuss”, “Nuevo video de Bruno Mars estremece en plataformas digitales”, “Coldplay lanza adelanto de su nueva producción Kaleidoscope”.

Todas son informaciones que corren por el mundo, protagonizadas por figuras mediáticas, algunas de las cuales son artistas valiosos (aunque también tropecé con esta joya, del 20 de febrero: “Cristiano Ronaldo debutará como actor en una serie turca”). Lo desconcertante es que una agencia fundada en La Habana, en junio de 1959, con el deliberado fin de revelar aquello que los medios hegemónicos ocultaban, termine reproduciendo, entre otros materiales, justamente aquello que esos medios hegemónicos difunden hasta la saciedad. (Para seguir leyendo, pinchar aquí)


Categorías: Blog de autores

MUESTRA DE REALIZADORAS MEXICANAS EN LA RAMPA

Mié, 03/08/2017 - 10:32

Hoy 8 de marzo, Día de la Mujer, la Red de Realizadoras Cubanas y el ICAIC estarán inaugurando en el Cine La Rampa la Muestra de Realizadoras Mexicanas de la Asociación Mujeres en el Cine y la TV de México.

Según el mensaje que nos hacen llegar, “se trata de una oportunidad excepcional pues las realizadoras mexicanas han renunciado al cobro de sus derechos para que sus filmes puedan ser proyectados por única vez para el público cubano”.

Ya de paso anuncio que la Cibertertulia El Callejón de los Milagros de este mes (30 de marzo), estará dedicada a examinar algunos momentos del audiovisual cubano donde la mujer ha jugado un papel diferente al que la hegemonía patriarcal pareciera condenarle.

Comparto el programa de la Muestra mexicana.

JAGB

PROGRAMA

Miércoles 8 de marzo 6 pm

Inauguración.

Entrega de diplomas de reconocimiento a Miriam Talavera y Marisol Trujillo por parte de la Asociación de las Mujeres en el Cine y la TV de México y la Red de Realizadoras Cubanas.

Exhibición de:

ORACIÓN dirigido por Marisol Trujillo con el montaje y edición de Miriam Talavera.

Montaje de imágenes de Marilyn Monroe sobre el poema de Ernesto Cardenal a la icónica actriz desaparecida trágicamente.

LAS HORAS CONTIGO de la cineasta mexicana Catalina Aguilar Mastretta con la actuación de María Rojo, Cassandra Ciangherotti e Isela Vega.

Las familias hasta cuando no se aguantan se adoran.

Jueves 9 6pm

UNA SELFIE corto de ficción de Manfer Suárez, 11 min con cecilia Suárez, Sebastián Surita

Jóvenes universitarios, de muy alto nivel socioeconómico viven el exceso sin preocupaciones disfrutando de una conexión constante e ilimitada en las redes sociales, haciendo selfies (fotos grupales) de sus actividades, sus nuevos autos y relojes, y las numerosas fiestas a las que asisten, pero hay un constante incremento de secuestros en su círculo. Mario, un nerd dentro del grupo, logra detectar a través de estas redes sociales al responsable.

INTIMIDADES DE CHAKESPEARE Y VICTOR HUGO una película de Yulene Olaizola con la actuación de Rosa Elena Carvajal y Florencia Vega Moctezuma 1h 23min

En la esquina de Chakespeare y Victor Hugo de la ciudad de México está la casa de huéspedes de Rosa, un refugio que esconde una historia íntima y apasionante.

Rosa nunca se imaginó que su amistad con Jorge Riosse, uno de los inquilinos, la envolvería en una aventura policiaca, n un viaje por os rincones más oscuros el alma humana.

Viernes 10 6pm

DOBRO documental de Marta Hernaiz Pidal, 15 min,

Mira, una mujer de origen rumano decide sentarse a descansar a la entrada principal del departamento de Selma quien al notar su presencia se molesta y decide correr a Mira del lugar pero la rumana se niega y solamente responde con la palabra Dobro (bueno) lo que origina una cruenta lucha con un final no esperado.

NO QUIERO DORMIR SOLA de Natalia Beristaín, con Dolores Adriana Roel, Amanda Miriam Gajá 1h 23min

Amanda tiene un problema, si está sola no puede dormir por lo que sus noches las llena de amantes. Pero un día tiene que hacerse cargo de su vieja y alcohólica abuela, una actriz retirada que vive de glorias y recuerdos. Agobiada, Amanda resuelve la situación de una manera drástica e inesperada.


Categorías: Blog de autores

BALSEROS DE LA HISTORIA

Mar, 03/07/2017 - 09:49

Me pasó algo curioso con este texto solicitado por Cuba Posible. Como no tengo teléfono en casa y mi acceso a Internet es bastante irregular, para usar un eufemismo, no sabía que ya lo habían publicado. Hasta que un amigo me envió el enlace.

En esta nota introduzco un elemento que supongo que para algunos resultará polémico: la tesis de que en la Cuba pre-revolucionaria, ya existía “el espectáculo triste de ver a sus hijos marcharse, quizás para no volver jamás” (estoy citando a la revista Bohemia del año 1956). Quizás los que aseguran que la emigración en Cuba surgió en 1959 tengan algún nuevo elemento para enriquecer los debates.

JAGB

BALSEROS DE LA HISTORIA

En la televisión nacional, la locutora anunció con impecable dicción el fin de la llamada política de “Pies secos, Pies mojados”. Otro paso importante, dijo con gran énfasis, para lograr la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos. Y en los días siguientes, como era de sospechar, un sinnúmero de analistas se encargaron de tejer argumentos de todo tipo. Brillantes algunos, lo mismo a favor que en contra.

Mientras los escuchaba, intenté imaginarme, a lo Husserl, “el mundo de la vida” que permanecía sumergido detrás de toda la retórica a la que nos obligaba la Alta Política. En ese mundo de la vida, recordé, aún permanecían varados en varios lugares un montón de cubanos, sorprendidos por la Historia (con mayúsculas), que de pronto los dejaba sin el asidero de la esperanza y el sueño perseguido. Ellos, los verdaderos protagonistas del drama, desaparecían una vez más en medio de una monstruosa abstracción.

Mi mente se conectó con algo que leí hace tiempo en una vieja revista Bohemia. Aquel texto también habló de compatriotas que decidían abandonar Cuba con el fin de mejorar sus vidas. El tono del articulista sonaba entre apocalíptico y obscenamente melodramático al anotar: “A prima mañana se comienza la fatigosa espera. Todo un centenar de cubanos desesperados por su miseria optan por la solución heroica de la emigración. Cuba, impotente para asimilar los aumentos de su población, presencia el espectáculo triste de ver a sus hijos marcharse, quizás para no volver jamás”.

Lo de los cubanos afectados por la derogación de los “pies secos, pies mojados” acaba de ocurrir en enero del 2017. Lo que describe la Bohemia a la que aludo, en enero de 1956, mucho antes de que Fidel Castro encabezara la revolución socialista que aún se mantiene vigente. “Cuba, país de emigrantes”, aún se lee en el borde inferior de una de las muchas fotos que mostraba a la gente de entonces esperando ansiosos (como ahora) la visa para viajar a los Estados Unidos.

Entre aquellas imágenes impresas en el papel con tonalidad sepia de la añeja Bohemia, y las coloridas que actualmente pueden encontrarse en Facebook u otras redes sociales, hay un mundo de diferencias en lo técnico. Pero como denominador común están los sueños de esa gente anónima, cuyas historias puntuales se ignorarán en los noticieros, en las intervenciones televisadas de los gobernantes y especialistas.

Entonces vino a mi mente Claudio Magris, advirtiéndonos que no es en el ámbito de las noticias, o en los relatos que acogerá la historiografía oficial, donde podremos saber de la suerte de esta inmensa masa de hombres y mujeres que se mueven en lo cotidiano. “Es la literatura”, anota el italiano, “quien puede salvar estas pequeñas historias, iluminar la relación entre la verdad y la vida, entre el misterio y la cotidianeidad, entre el simple individuo y la Babel de su época”.

Y el cine, añadiría yo, que también nos ha contado historias en las que aprendemos a mirarnos como parte de algo más complejo que el guión que se prepara para el noticiero. Y que nos recuerda que como cubanos no somos el ombligo del mundo, sino apenas un segmento de esa gran comunidad de humanos (sean mexicanos, colombianos, chilenos, o haitianos) que aspiran a mejorar sus vidas.

Esto el cine desde muy temprano lo venía diciendo. Existe una película producida por United Artists titulada Popi (1969), que dirigió Arthur Hiller, e interpretaron Alan Arkin y Rita Moreno, y que es la reacción fílmica a la Ley de Ajuste firmada por Lyndon Johnson en 1966. Allí se cuenta la historia de un viudo puertorriqueño que elabora un plan para garantizarles una mejor vida a sus pequeños hijos, y decide situarlos en un bote en las afueras de la costa de Miami.

La idea es que los niños se hagan pasar por cubanos, y sean acogidos como héroes, como refugiados, lo que les garantizaría una protección estatal que el padre, aun cuando es ciudadano norteamericano, no le puede posibilitar. ¿Será ese el mismo puertorriqueño que en El super, filme de León Ichaso y Orlando Jiménez Leal, basada en la emblemática obra de Iván Acosta, le comenta al protagonista que no hay nada que explique la excepcionalidad cubana, cuando se compara a esa comunidad con el resto de los emigrados que a diario luchan en esa misma Nueva York?

Recuerdo ahora un corto titulado precisamente Pies secos/ Pies mojados (Wet Foot/ Dry Foot/ 2006), dirigido en los Estados Unidos por Carlos Gutiérrez, e interpretado por Francisco Gattorno y Jorge Luis Álvarez (sí, los mismos de Una novia para David). Recuerdo la profunda impresión que me causó esa historia, pese a que el drama de los balseros, desde el punto de vista mediático, hace mucho que ha dejado de ser una novedad.

Pero cuando un escritor, un cineasta, un artista, se ocupa de rescatar esas historias mínimas donde la gente todos los días va dejando su piel y su vida, más allá de la Política con mayúscula, entonces el dolor que como humanos en tránsito hacia una misma meta (ser felices) llevamos dentro, se nos convierte en algo insoportable.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

CONVERSANDO CON LESTER HAMLET

Mar, 03/07/2017 - 09:18

Conversando con Lester Hamlet

Octavio Fraga Guerra • Cuba (Tomado de La Jiribilla)

El espacio ajustado para el desarrollo de los personajes; la escenografía austera, minimalista; los desafíos de los muchos ángulos y planos que toca construir en locaciones de poca holgura (un apartamento de pocos metros cuadrados), son algunos de los tópicos de un diálogo que hurga en lo periférico, en lo corpóreo de Ya no es antes, la más reciente entrega cinematográfica del director Lester Hamlet.

¿Cómo fue el proceso de preparación de los actores y de la película? ¿Qué singularidades tuvo esta primera etapa?

Fue un proceso muy largo. Desde el momento en que me propuse hacerla y me aceptaron el proyecto, pasaron seis años. Eso, de alguna manera, alteró un poco el proceso positivamente, porque me dejó mucho tiempo para pensar.

Durante ese tiempo la diseñé e imaginé muchas veces. Las víctimas de esa dilatación fueron los actores que estuvieron en los casting iniciales. Luego, cuando pude filmarla, fue bastante rápido. Era una película que ya me sabía. Le tenía dibujado los planos, los movimientos, dónde ocurriría cada acción. Fue fácil organizarla. Era un espacio, dos actores. En ese sentido, no fue complicado.

Por otra parte, no podía tener a dos actores durante 12 horas de rodaje. Era una carga muy fuerte para ellos. Y fuimos viviendo la historia cada día. La misma naturaleza del guión nos permitió filmarla cronológicamente, descubrir acción tras acción. La filmación fue muy viable.

En Ya no es antes logró reunir a dos actores antológicos. ¿Qué significado tiene para usted este reencuentro?

Es un privilegio para la película contar con ellos. Es un honor porque de alguna manera este hecho redondea la metáfora. Si es cierto que hacía 40 años Mayra y Esteban no se veían, también es verdad que Isabel y Luis Alberto hacía muchos años no actuaban juntos.

Entonces el reencuentro de ellos formó parte de la naturaleza misma de la película. Y le dio, tal vez, un hálito de verdad, más allá de la interpretación. Son dos actores que están en el recuerdo del público cinéfilo cubano. La gente los asocia con memorables filmes. Además, son dos grandes intérpretes y esta es una película que descasa en ellos, en sus verdades. Ese es su soporte principal. Creo que ninguna otra pareja de actores lo hubiera hecho así de bien, ni hubiera provocado esa pasión que despiertan en el público Isabel y Luis Alberto.

(Para seguir leyendo, pinchar aquí)


Categorías: Blog de autores

PROYECTO PICACHO EN CAMAGÜEY

Vie, 03/03/2017 - 14:38

Entre los invitados al “Segundo Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales”, que se celebrará en Camagüey entre el 26 y el 28 de abril, con el eje temático “Infancia, Cultura Audiovisual y Tecnologías digitales”, estará el Proyecto Comunitario Picacho. Aquí comparto con los lectores del blog un resumen de la propuesta de este proyecto.

DE REALIZACIÓN AUDIOVISUAL COMUNITARIA CON NIÑOS(AS) Y ADOLESCENTES CAMPESINOS EN LA SIERRA MAESTRA.

COMUNIDAD SERRANA DE “VICTORINO”. MUNICIPIO GUISA. PROVINCIA GRANMA. CUBA.

El Proyecto tiene antecedentes en talleres de creación audiovisual impartidos por la TV SERRANA en el 2004, a personas interesadas en la creación audiovisual. El coordinador general del proyecto Pedro Heriberto Rodríguez Mecia (Promotor cultural), participa en esta capacitación y crea el Grupo Alternativo de Creación Audiovisual de TV Serrana en Guisa en el 2005 y en el 2008 el Proyecto.

Como parte de las acciones a realizar en la comunidad, este actor cultural inició talleres, en las comunidades serranas de “Santa Úrsula” y “Victorino” (Consejo Popular Victorino), con niños/as y adolescentes. Su propósito inicial estuvo encaminado a desarrollar la apreciación de las artes, empleando los recursos de la producción cinematográfica. De esta forma lograba recrear las propuestas cinematográficas infantiles desde la literatura, las dramatizaciones, las ilustraciones, con propuestas elaboradas por los infantes que servían, además, de una visualización de las habilidades y motivaciones de éstos por las manifestaciones del arte y la literatura.

La incorporación de materiales didácticos para el análisis y el debate durante los encuentros, así como la familiarización progresiva con el lenguaje audiovisual (géneros, planos, movimientos de cámara, banda sonora, etc.), generó un creciente interés por el proceso de realización. Se inició así un proceso de formación con elementos teóricos y eventualmente se emplearon cámaras pertenecientes a miembros de la comunidad para algunos ejercicios prácticos.

En el año 2013 el proyecto se presentó a una Convocatoria realizada por la British Council a través del Ministerio de Cultura y se obtuvo un reconocimiento que proporcionó el acceso a un módulo de edición (1cámara, 1 PC para edición y sonido). La visualización de la experiencia en este momento también proporcionó un acercamiento de la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) y se inició un período de asesoramiento a través de estudiantes y especialistas de esta institución, a partir de talleres durante determinados períodos del año, en los cuales los visitantes fueron acogidos por los campesinos/as de estas comunidades.

La adquisición de los medios técnicos significó una nueva etapa en el proceso de desarrollo de las habilidades y la creatividad de los infantes, así como la oportunidad de generar una serie de productos comunicativos que reflejan la dinámica social y cultural de la zona. A este asesoramiento se han incorporado artistas y escritores del municipio y la provincia.

Los logros obtenidos por los infantes, la calidad de la realización alcanzada y la aceptación en la comunidad de los productos comunicativos ha estimulado el acercamiento paulatino de niños/as, adolescentes y de la población en general a la experiencia, lo cual constituye un elemento propicio para ampliar el alcance de ésta, tanto en la cantidad de beneficiarios directos como en la diversidad de alternativas a emplear para incidir en la transformación sociocultural de la localidad.

Objetivos.

Objetivos 1: Fortalecer las capacidades de percepción y expresión de niños/as y adolescentes de la comunidad de Victorino a través de las técnicas del lenguaje audiovisual, la apreciación y la creación artística, mediante procesos participativos.

Objetivos 2: Visualizar, dentro y fuera de la localidad, la riqueza cultural de las comunidades del Consejo Popular “Victorino” a través de la mirada de niños/as y adolescentes de esta zona montañosa.

Objetivos 3: Contribuir al reconocimiento de los valores identitarios, problemáticas y potencialidades de autodesarrollo de la comunidad, empleando productos comunicativos creados en el propio entorno comunitario.


Categorías: Blog de autores

HACIA UNA PEDAGOGÍA AUDIOVISUAL DE NIÑOS Y NIÑAS EN CAMAGÜEY

Mié, 03/01/2017 - 08:53

Para el “Segundo Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales”, que celebraremos en Camagüey los días 26, 27 y 28 de abril, tendremos como invitados a varias instituciones que han hecho de la relación existente entre niños y niñas y el universo audiovisual, su principal objeto de estudios.

Entre los invitados estará precisamente la Red del Universo Audiovisual del Niño Latinoamericano (UNIAL), que todos asociamos al nombre de Pablo Ramos. Como el encuentro quiere convertirse sobre todo en un gran taller de experiencias que permita llevar a la práctica varias ideas e interactuar con la comunidad infantil y académica del territorio, nos parece que la siguiente declaración emitida a raíz del 30 aniversario de esa Red, puede funcionar como una formidable herramienta a la hora de propiciar una estrategia capaz de impactar en la Política Pública.

Para el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, la siguiente Declaración resulta el texto más elaborado que hasta el momento conocemos, vinculado a esta gran aspiración educomunicativa. Al concentrar el futuro trabajo en cuatro grandes ejes temáticos, se detectan los principales problemas que enfrenta este reto cultural, y se articula de modo coherente el programa de acciones a ejecutar.

Por otro lado, leyendo el documento, uno percibe que en Camagüey están creadas todas las condiciones materiales para hacer realidad buena parte de las aspiraciones mencionadas en el texto. Pero mientras llega el encuentro, y la posibilidad de debatir cara a cara con los autores, compartimos la Declaración.

Juan Antonio García Borrero

PLATAFORMA LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA DEL UNIVERSO AUDIOVISUAL DE LA NIÑEZ Y LA ADOLESCENCIA

DECLARACIÓN

Los proyectos, instituciones, personas y experiencias que forman parte de la Plataforma Latinoamericana y Caribeña del Universo Audiovisual de la Niñez y la Adolescencia en el marco del 30 Aniversario de la Red UNIAL; gestamos y consolidamos la siguiente Declaración Conjunta. Siendo una propuesta concreta de análisis y trabajo enfocados a futuro desde acciones que pongan en común nuestros saberes, prácticas, productos, experiencias y potencialidades; a partir de cuatro ejes:

  1. La DIFUSIÓN que posibilita la puesta en contacto del público infantil con producciones audiovisuales tanto en espacios reconocidos como Festivales y Muestras; como en otro tipo de exhibición en sectores alternativos como comunidades, escuelas, hospitales y otros.
  2. EXPERIENCIAS DE FORMACIÓN dirigidas a niños, niñas, adolescentes y a los agentes mediadores en los espacios tanto formales como alternativos.
  3. La PRODUCCIÓN audiovisual de materiales realizados para o por niñas, niños y adolescentes en América Latina y el Caribe.
  4. La CONCEPCIÓN TEÓRICA – METODOLÓGICA de los programas y procesos educomunicativos.

Conscientes de la necesidad de un empoderamiento de nuestros niños, niñas y adolescentes en los diversos espacios educomunicativos y multimediales; de la importancia cada vez mayor que en nuestro mundo globalizado toman los medios y tecnologías de comunicación e información y de las posibilidades que los mismos pueden brindar al fomento de una Cultura de Paz; del necesario respeto a las diversas identidades de nuestros pueblos y naciones; y de una proyección responsable hacia nuestro entorno natural y sociocultural.

Reconocemos y respaldamos la importancia de un espacio sólido de intercambio, proyecciones conjuntas y acciones que desde la Plataforma UNIAL, como alternativa integradora que por 30 años ha incidido en el desarrollo de nuestras niñas, niños y adolescentes.

PROPONEMOS

I. Gestar una Plataforma Interactiva (Sitio WEB) donde puedan confluir los proyectos, instituciones, personas y experiencias que forman parte de la Red UNIAL, así como todos aquellos que se quieran integran a la misma. Este sitio virtual estaría orientado a visibilizar el quehacer que desde los Cuatro Ejes existen en nuestra región; así como, fomentar un espacio de intercambio entre todos los interesados.

II. Realizar un inventario y mapeo de proyectos, grupos, instituciones, observatorios, realizadores, redes, personas, festivales, metodologías, talleres, educadores y facilitadores y todo aspecto que tenga relación con el mundo audiovisual de la niñez y adolescencia en América Latina y el Caribe; y construir una ficha técnica de identificación con información básica de cada experiencia que incluya además, galería de fotos, fragmentos de los resultados audiovisuales y cualquier otra evidencia gráfica .

III. Hacer un llamado a las autoridades de gobierno, responsables y productores de medios de comunicación, organizaciones de consumidores, instituciones educativas y organismos internacionales que trabajen a favor de la niñez para abrir un diálogo que promueva acuerdos que garanticen una programación audiovisual segura y de calidad para nuestros niños, niñas y adolescentes.

IV. Crear y socializar las memorias de los encuentros anuales de UNIAL.

V. Fomentar otros espacios de intercambio además del encuentro anual como encuentros virtuales o presenciales, foros, debates, proyectos, espacios en otros eventos, entre otros.

VI. Continuar fortaleciendo los vínculos ya existentes con personas, proyectos e instituciones que centran su quehacer en la radio para la niñez y la adolescencia, teniendo en cuenta la importancia que tiene este medio para el desarrollo de nuestras infancias.

VII. Producir contenidos desde diferentes formatos (libros, folletos, videos didácticos, entre otros) de referencias para profundizar los estudios tanto desde el punto de vista teórico como el práctico. Una parte del material sería accesible al público general mientras que el otro (contenido con derechos) estará dirigido a los miembros de la Plataforma.

VIII. La Red UNIAL se constituirá en el principal banco y archivo latinoamericano de materiales audiovisuales, archivos sonoros, publicaciones, investigaciones que abarquen el trabajo en cada uno de los Ejes.

PROPUESTAS POR EJES TEMÁTICOS

1. La DIFUSIÓN que posibilita la puesta en contacto del público infantil con producciones audiovisuales tanto en espacios reconocidos como Festivales y Muestras; como en otro tipo de exhibición en sectores alternativos como comunidades, escuelas, hospitales y otros.

· Fortalecer, ampliar y consolidar la red de los festivales y muestras del audiovisual en América Latina y el Caribe.

· Establecer conexión y alianzas con las principales instancias culturales de la región.

· Difundir la información de cada festival a fin de elaborar un calendario que facilite la participación de personas, obras audiovisuales y proyectos en la web de la plataforma UNIAL como centro de acopio. En cada página de los festivales incorporar una ventana que nos permita divulgar esta información.

· Construir maletas audiovisuales con los premiados de cada festival que permitan ampliar la difusión en otras instancias educativas y culturales. Dichas maletas servirán de soporte para el intercambio regional en los diferentes espacios de festivales y muestras.

· Apoyar y capacitar al personal educativo con materiales, talleres, seminarios y otros que contribuyan a la actualización de sus conocimientos en el audiovisual. Compartir las metodologías y materiales que tiene cada país o festival.

· Investigar y consolidar nuevas formas de envío de materiales audiovisuales a los festivales.

· Incorporar a organizaciones e instituciones nacionales e internacionales que contribuyan con premios económicos en los festivales

· Lograr costos reducidos en el doblaje de materiales audiovisuales en otros idiomas que participan en los festivales a través de gastos comunes; principalmente en español, portugués e inglés. Así mismo incorporar los idiomas de pueblos indígenas en aquellos países que tengan esa población.

· Sensibilizar y establecer conexiones con los canales de televisión y de radio para que creen espacios en su parrilla de programación que visibilicen y promuevan los audiovisuales realizados por niños y adolescentes.

· Sensibilizar y establecer conexiones con cineastas y productores latinoamericanos que produzcan materiales audiovisuales de calidad para los niños y adolescentes para que liberen el derecho de exhibición de sus obras por la Plataforma/UNIAL.

2. EXPERIENCIAS DE FORMACIÓN dirigidas a niños, niñas, adolescentes y a los agentes mediadores en los espacios tanto formales como alternativos.

· Elaborar un documento base con directrices que puedan servir de referentes y guía para comenzar a trabajar, teniendo en cuenta la diversidad de experiencias y metodologías existentes.

· Establecer alianzas entre las diferentes instituciones con el propósito de apoyar el trabajo educomunicativo en las comunidades y escuelas.

· Capacitar a activistas comunitarios, educadores, realizadores audiovisuales y aquellos interesados en desarrollar talleres de alfabetización y creación audiovisual con niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

· Continuar desarrollando el trabajo con las experiencias de formación existentes desde la radio, así como otros medios, y potenciar el intercambio de estas con las experiencias audiovisuales.

· Fomentar la incorporación de la formación audiovisual como parte de los currículos de estudio de las instituciones educativas.

· Potenciar una perspectiva multidisciplinaria en la formación audiovisual de niños/as y adolescentes.

· Incentivar la producción de materiales audiovisuales hechos por niños, niñas y adolescentes con voz propia.

· Promover espacios de capacitación enfocados en la producción sonora destinados a aquellos que trabajan experiencias de formación dirigidas a niños, niñas y adolescentes.

· Promover espacios de educación y reflexión junto a los padres y responsables sobre producciones audiovisuales y la elección de lo que comprar/exhibir para sus hijos.

3. La PRODUCCIÓN audiovisual de materiales realizados para o por niñas, niños y adolescentes en América Latina y el Caribe.

· Generar espacios de capacitación para los productores audiovisuales para la niñez y la adolescencia, previa identificación de sus necesidades.

· Promover espacios de reflexión y debate para el personal asociado a la producción sobre el panorama de la creación de contenidos para la niñez y la adolescencia que estén enmarcados en un contexto de producción y circulación multiplataforma, donde las narraciones transmedia cobran cada vez más protagonismo.

· Identificar los espacios de encuentro en los que confluyen productores de nuestros países y aprovechar estos para generar producciones destinadas a niñas, niños y adolescentes.

· Sistematizar y socializar metodologías exitosas de capacitación para la producción.

· Promover las pasantías de productores en diferentes países de Latinoamérica, sobre todo en aquellos en los que han sido identificadas experiencias positivas y buenas prácticas en lo relativo a la producción audiovisual para niñas, niños y adolescentes.

· Sensibilizar a los realizadores y fomentar el uso, del empleo de investigaciones sociales que sustenten y orienten las producciones audiovisuales.

· Facilitar a la Plataforma la información disponible en nuestros países sobre los diferentes productores, canales, instituciones que realizan materiales audiovisuales para la infancia y la adolescencia; con el fin de potenciar las coproducciones que mejoren la calidad y la cantidad.

· Fomentar la coproducción entre los países representados en la red, previa identificación de voluntades y políticas sociales que lo viabilicen.

· Incentivar la producción mediante la convocatoria de concursos nacionales e internacionales, que propicien los contenidos de calidad orientados a la educación, al fomento de la ciudadanía, a la visualización de la identidad nacional, a enfoque equitativo de género, al trabajo con los valores éticos, a la preservación ambiental mediante al amor por nuestra Madre Tierra, a una sociedad humanista y sobre todo a una cultura de paz.

· Lograr un intercambio de experiencias entre grupos de niños y niñas realizadoras.

· Proponer a los canales de televisión y a las instituciones que poseen trabajos de calidad para los niños que puedan ceder su programación, la realización de un Convenio con la Plataforma para el uso de tal programación en los canales de carácter público y sin ánimos de lucro de la región.

· Propiciar un intercambio entre escritores de literatura infantil y juvenil con productores y realizadores audiovisuales con el fin de contar con historias fuertes argumentadas para las obras audiovisuales.

4. La CONCEPCIÓN TEÓRICA – METODOLÓGICA de los programas y procesos educomunicativos.

· Crear programas y diseñar postgrados para capacitar a personas que trabajan la Educomunicación.

· Conformar un banco de necesidades de investigación que sea común desde nuestros contextos y sirvan de guía para las investigaciones.

· Diseñar propuestas de Educomunicación para la enseñanza escolarizada en sus diferentes niveles.

· Potenciar las investigaciones que puedan realizarse en diferentes países y que tengan una temática común. Siendo sus resultados soporte para la creación de contenidos dirigidos a la niñez y la adolescencia latinoamericana y caribeña.

· Conectar el área de investigación con las personas que están haciendo trabajo desde los diferentes Ejes.

· Continuar desarrollando el levantamiento de metodologías, concepciones teóricas y principales temáticas abordadas desde la educomunicación en la región.

· Fomentar la existencia de espacios de intercambio entre los investigadores que trabajan la temática en América Latina y el Caribe.


Categorías: Blog de autores

EL OSCAR Y LOS EXTRANJEROS EN EL CINE NORTEAMERICANO

Mar, 02/28/2017 - 09:26

Comparto con los amigos el link de esta nota escrita para el sitio Progreso Semanal.

OSCAR Y LOS EXTRANJEROS EN EL CINE NORTEAMERICANO

Acaban de entregarse los premios Oscars correspondiente al año 2017, en medio de un escenario mayor donde la xenofobia levita no tan sutilmente alrededor de la Casablanca. Mientras que la nueva administración dicta medidas en las que aparece como principal blanco el extraño que no ha nacido en los Estados Unidos, una parte del cine y la Academia se encargan de mitigar esas miradas excluyentes, al premiar al iraní Asghar Farhadi por The Salesman (Forushande/ 2016), o nominar a varios extranjeros.

¿Recuerdan aquello que alguna vez George Bernard Shaw apuntó con su invicta ironía: “Inglaterra y América son dos países divididos por la misma lengua”? Esto puede apreciarse fácilmente en el cine que ambas naciones promueven, si bien Hollywood se ha encargado de atraer a su seno a innumerables y reputados cineastas británicos como Alfred Hitchcook o Laurence Olivier, y reconocerlos con lo que se considera el premio por excelencia del cine norteamericano: el Oscar.

Pero aquí encontraríamos una suerte de paradoja, en tanto el cine norteamericano no es exactamente un cine nacional. Al menos como entendemos y aplicamos ese término cuando nos empeñamos en describir los perfiles únicos de determinada producción cinematográfica. (Para leer más, pinchar aquí)


Categorías: Blog de autores

CREATIVIDAD, PENSAMIENTO CRÍTICO Y VANGUARDIA INTELECTUAL

Lun, 02/27/2017 - 11:03

Este sábado celebramos en la ciudad de Camagüey la Asamblea de Balance de la UNEAC. Como otras veces he dicho, no creo que una asamblea sea el lugar donde se resuelven los problemas que más nos afectan como comunidad.

En todo caso, esas reuniones sirven para tomar nota de lo mucho que siempre quedará por hacer, y nos ayudan a perfilar mejor las estrategias de trabajo. Estrategias que deben estar en función del día a día, y no del encuentro que se prepara anualmente, o como en el caso de los congresos, cada cuatro años.

Más allá de lo que allí se expuso y se discutió, de nuevo quedó flotando en mi mente un asunto que me obsesiona: la relación entre la vanguardia intelectual, el pensamiento crítico y la creatividad. Esto es algo que muchas veces se da por sentado, y que apenas se examina; se piensa que la pertenencia a un determinado grupo que llamamos de “vanguardia”, ya garantiza la existencia de un pensamiento creativo. Sin embargo, en el Informe de Balance presentado en Camagüey puede leerse una pregunta inquietante: “¿Por qué no intercambiamos más entre nosotros, en los espacios de la UNEAC, de la AHS, las instituciones de la cultura y enriquecemos más nuestra espiritualidad y la de quienes nos rodean?”.

Creo que una respuesta sincera a esa interrogante pondría en evidencia que la relación entre lo que llamo creatividad y pensamiento de vanguardia y el conjunto de miembros que conforman esa “vanguardia”, ahora mismo no está en su mejor momento en Cuba.

A mí me gusta distinguir entre la creatividad artística y la creatividad de vanguardia. Se puede ser un escritor excelente, un músico distinguido, un actor de primera, y no necesariamente pertenecer a la vanguardia intelectual. Todo lo contrario. Muchas veces la práctica artística, cuando se enseñorea en sus cotos privados y en sus cumbres, termina divorciándose de esa realidad hostil que es la que a diario nos pone los mayores desafíos en términos creativos. Recordemos que toda vanguardia se asocia a lo bélico, y un artista que ha convertido su arte en refugio, más que en plaza que permite intervenir en lo público, más bien lo que se está replegando en busca de lo no conflictivo.

En ese sentido, el intelectual de vanguardia se caracteriza por hacer de su malestar la principal materia prima de la creación. Y a su vez, esta creación tiene que plantearse la superación sistemática de un estado de cosas que a la mayoría de sus contemporáneos les parece “normal”. A cambio recibirá todo tipo de descalificación o suspicacia, pero eso es lo que le toca: adelantarse en la búsqueda de nuevos caminos, o caminos alternativos, con todos los riesgos que ello implica, sería parte de la piel de la llamada vanguardia intelectual.

La creatividad de la vanguardia intelectual (a diferencia de la creatividad común), desafía el horizonte de expectativas de aquellos que en el orden social juegan el papel de custodios de lo convencional. No crean en función de los que los demás esperan que deben crear, sino que siguen aquel camino que han decidido tomar por cabeza propia, y proponen una agenda práctica que de antemano saben encontrará todo tipo de resistencia.

Entre nosotros hay, efectivamente, un divorcio bastante marcado entre la mayor parte de los miembros de la UNEAC, y la realidad convulsa en la que vivimos a diario. Es como si la responsabilidad de discutir los principales temas que nos afectan como ciudadanos se delegaran en terceros, y lo único que importara es la creación individual como artistas. O se pensara que solamente hay que intervenir en las asambleas (una vez al año), lo cual convierte el grueso de las intervenciones en meras catarsis, sin gran calidad en cuanto a la posible trascendencia de los planteamientos.

Mi criterio es que tendríamos que luchar por convertir a la UNEAC en símbolo de la meritocracia intelectual, que es donde realmente se pone de manifiesto la creatividad de vanguardia. Y esa meritocracia no se estimula masificando un consenso que solo hablará de un repliegue artificial e interesado.

Hay que defender, además, la idea de que no existirá jamás una vanguardia intelectual que no se haga acompañar de un cuerpo de ideas que se discuten sin prejuicios en la esfera pública. Más que críticas al estilo tradicional, o criticones hormonales (que no digo no tengan derecho a existir), lo que necesitamos es un pensamiento crítico de altura.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

TODAVÍA BLOGUEO, LUEGO EXISTO…

Vie, 02/24/2017 - 13:05

El 25 de febrero del 2007 escribí mi primer post para “Cine cubano, la pupila insomne”. Jamás pensé que diez años después el blog estuviese todavía activo.

Todo aniversario cerrado invita a pensar lo que ha implicado ese tiempo transcurrido. Confieso que en mi caso a ratos me siento una suerte de sobreviviente. Esta ya no es la época de los blogs, aunque sigan existiendo esos espacios. Ahora la gente prefiere expresarse a través de Facebook u otras redes sociales, y ya sabemos que Facebook nos obliga a no ser demasiados “profundos”.

Cuando abrí el blog, en Cuba estaba ocurriendo la llamada “guerrita de los emails”. Dos días antes Arturo Arango había leído en el ISA un texto que tituló “Pasar por joven (con notas al pie)”, que prolongaba el debate (más allá de lo catártico) que Ambrosio Fornet abriera con la conferencia “El Quinquenio Gris: revisitando el término”, leída en la Casa de las Américas el 30 de enero del 2007.

Aquella fue una época en la que muchos intelectuales creyeron que intervenir y debatir en esta zona de la esfera pública, era legítimo y útil. De hecho, creo que lo mejor de este blog no está en lo que yo he escrito, sino en las contribuciones que los otros intelectuales han realizado, en las numerosas polémicas que aquí han tenido lugar. En el caso del cine, siempre digo que fue el mensaje circulado en aquel momento por Enrique Colina lo que más me estimuló a pensar en serio abrir esta bitácora.

Supongo que de haber contado con un simple teléfono en la casa, y una Internet aunque fuera con las limitaciones que ya conocemos, el blog tal vez se hubiese enriquecido más con la inmediatez y la interactividad, pero carecer de esas herramientas básicas (que en pleno siglo XXI es algo casi natural) también ha funcionado como estímulo a la creatividad.

Y es que para mí un bloguero todavía sigue siendo el mejor paradigma del individuo que en esta época busca su propia voz en medio de los coros que, por todas partes, intentan silenciarlo, o sumarlo a lo que “todo el mundo dice”, en una orilla u otra. Un bloguero, siguiendo a Nietzsche, tiene que pensar en la libertad personal que persigue todos los días, “como algo que no se tiene, que se quiere, que se conquista”.

No me corresponde a mí evaluar lo que el blog Cine cubano, la pupila insomne, ha significado en estos diez años. En todo caso, tendría que hablar de lo que ha significado para mí como individuo. Y allí sí puedo asegurar que las cuotas de libertad interior experimentadas, sobrepasan todo lo que pude imaginar en un inicio.

Al principio también yo pensaba que lo que allí se expusiera y discutiera iba a tomarse en cuenta en esos lugares donde se deciden las cosas que importan a la nación. Demoré en aprender las lecciones que, una y otra vez, nos aporta la Historia con mayúsculas: si los intelectuales de veras quieren influir en la conformación de Políticas Públicas que tomen en cuenta las aspiraciones de la comunidad, antes o después deben intervenir en los foros en los que se supone actúan los representantes del Poder en su primer nivel. Lo otro no es más que tráfico de humo.

Con esto quiero reafirmar la idea de que es peligroso creer que un blog o un conjunto de ellos pueden cambiar las cosas en un país. Sobre la base de ese autoengaño muchas veces los blogueros hemos dejado escapar la oportunidad de proponer y discutir acciones concretas que ayuden a conformar agendas prácticas en términos comunitarios, y sobre todo, en términos cívicos. Hemos pensado más en salvar la humanidad en la dimensión abstracta, pensadas desde lo que un grupo estima pertinente, que comunicarnos con los vecinos.

Mi criterio es que un blog todavía puede ayudar a conformar comunidades donde la fraternidad opere como algo que nos moviliza frente a lo que disgrega. Un grupo de amigos reunidos alrededor de una idea puede ser más enérgicamente creativo que miles de personas convocadas en un inmenso escenario. Y es que tener a la mano al otro, que quizás no piense exactamente como nosotros, y establecer diálogos que permiten enriquecer nuestras percepciones del mundo, siempre se agradecerá más que reafirmar lo que los prejuicios por lo general nos van dictando desde un espacio público impersonal.

No sé qué va a pasar con “Cine cubano, la pupila insomne” en un futuro. He comprobado que carecer de teléfono o Internet en la casa no ha sido un gran impedimento para mantenerlo activo durante diez años desde Camagüey, el lugar donde vivo. Sé que lo importante siempre será la motivación. Si faltara esta última, todo estaría perdido.

Juan Antonio García Borrero   

PD: Acá puede verse un programa grabado por la Televisión Cubana, donde varios amigos expresan sus ideas sobre el blog.


Categorías: Blog de autores

CONTRA LAS ADICCIONES EN EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

Jue, 02/23/2017 - 12:59

Luego de tres días de actividades intensas, concluyeron los ejercicios que, de modo oficial, convierte a la Dirección Provincial de Educación en Camagüey en uno de los principales aliados estratégicos del Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”.

Sócrates recomendaba hablar para que nos vieran. Y este conjunto de ejercicios dirigidos a combatir las adicciones, ha servido no solo para que los alumnos se enteren de los recursos gratuitos que tienen a su disposición en este Callejón de los Milagros, sino también los profesores, psicólogos, bibliotecólogos, informáticos, etc, que participaron en las actividades.

Por otro lado, la presencia de Mercedes Escudero Olazábal, Directora Provincial de Educación en el territorio, junto a supervisores de la nación, nos ha garantizado que los directivos de primer nivel conozcan del Proyecto por sus propios ojos, que siempre será mejor que recibir las versiones que dan los medios, o cualquiera que de buena fe comente lo que allí se hace.

Sé que este es solo el principio. Si queremos que de verdad el Paseo Temático del Cine de Camagüey se convierta en una gigantesca aula inteligente, para bien de la comunidad de camagüeyanos que transitan por allí, tendremos que insistir en construir alianzas estratégicas capaces de impactar en las Políticas Públicas. E insistir todos los días.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores

UN LIBRO ELECTRÓNICO PARA LA CRÍTICA DE CINE EN CUBA

Mar, 02/21/2017 - 08:52

Se impone destacar la noticia: al fin la crítica de cine en Cuba tiene su primer libro electrónico. El título es “Voces en la niebla”. Su autor es Antonio Enrique González Rojas. Por su parte, los editores no podían ser otros que los de Claustrofobias, ese Proyecto de fomento de la lectura que desde Santiago de Cuba impulsa el uso creativo de las nuevas tecnologías.

“Voces en la niebla” es un conjunto de ensayos sobre diversos materiales audiovisuales realizados por jóvenes realizadores cubanos en el lustro que va del 2010 al 2015. Ya habrá tiempo de dialogar, coincidir o discrepar con las ideas expresadas por González Rojas, que ha sido, junto a Dean Luis Reyes, Gustavo Arcos, y Joel del Río, uno de los críticos que ha observado con mayor vehemencia la producción de los nuevos realizadores del patio. Por el momento me interesa resaltar lo que significa la publicación de este libro en el formato digital para nuestro contexto.

La crítica de cine en Cuba sigue siendo hasta ahora incurablemente analógica. Esto quiere decir que, aunque escrita por lo general en ordenadores (ignoro si aún queda alguien que por problemas económicos o simple romanticismo apela a la antigua máquina de escribir o al lápiz) no hemos logrado que lo que decimos y la manera en que lo decimos sea diferente a la forma en que se hacía en el siglo XX.

No estoy hablando de la calidad conceptual de los libros publicados en los últimos tiempos, varios de ellos formidables. Hablo del modo en que los autores y editoriales nos seguimos aferrando a un modo de comunicarnos literariamente que pertenece a un pasado ya superado para siempre. Uno podrá deprimirse viendo como las antiguas prácticas culturales (la lectura de libros impresos en papel, el visionaje de películas en pantallas grandes) se hacen cada vez más arcaicas, pero la solución no está en el lamento y la amonestación resentida, sino en descubrir que en los nuevos escenarios también hay modos de hacer cultura.

Yo todavía no conozco ningún crítico cubano de cine que haya pensado en publicar sus libros apelando a estas nuevas modalidades tecnológicas. Y es lógico. Tantos años donde el libro de papel ha terminado fetichizado y convertido en un gran mito, impiden pensar en algo renovador. Así que se prefiere entregar a una editorial todo lo escrito, para que esta lo ponga a circular en un soporte que (ya sé que suena terrible y apocalíptica esta idea) cada vez se aprecia menos por las nuevas generaciones.

Quisiera aclarar que en lo personal no creo que el hábito de leer desaparezca. Al contrario: todos los días se fortalece. Lo que se ha hecho viejo y peligrosamente anacrónico es el antiguo modo de leer. Por supuesto que no tenemos una bola de cristal en nuestras manos para saber con exactitud lo que el futuro nos depara, pero las predicciones basadas en la observancia tecnológica pueden sernos útil a la hora de trazar estrategias que ayuden a que la relación entre “la lectura” y “los que leen” en las nuevas épocas (al menos como parte de una política pública) no termine en divorcio o algo así.

En nuestro caso, es importante este primer paso que ha dado Antonio Enrique González Rojas con la ayuda de Claustrofobias, porque todo comienza con la subjetividad. Si el crítico no está convencido que hay allí un escenario definitivamente inédito, y que puede ayudar a que el libro en su nuevo formato contribuya a modernizar nuestras percepciones del mundo de la vida, de nada valdrá que mañana el escritor viva rodeado de las más modernas tecnologías. Seguirá escribiendo y expresándose como lo hacían nuestros antecesores en el siglo XIX, a pesar de contar entre sus pertenencias con las más potentes computadoras. Y ya se sabe que no es lo que tenemos lo que hace la diferencia, sino el uso que hacemos de eso que tenemos.

Quisiera imaginar ahora lo que pudiéramos hacer mañana con estos libros que abordan el cine en el formato electrónico. Imaginemos que vamos a contarles a las nuevas generaciones cómo surgió este arte de mantener enganchados a las personas a una historia que se proyecta contra una pantalla. Para ellos esto sonará tan remoto, como para nosotros sonó en su época lo del arte rupestre, pero la diferencia está en que el cine ha desaparecido en el todo que nos rodea: está allí, en cada una de las cosas que vemos y escuchamos, aunque no lo percibamos.

De modo que en este libro del futuro (que ya es presente), el lector podrá ver cómo el crítico de cine puede enriquecer sus ideas hipervinculando en un mismo soporte archivos de video y audios que corroboren lo que se va expresando. Será un libro ecológico que nunca se agota, que se promueve y comparte a través de las redes, y que nos devuelve el placer de ver cómo ciertas ideas organizadas en un principio sobre un papel van cobrando vida a través de las experiencias que los lectores/usuarios invierten en su consumo.

Ojalá el libro de Antonio Enrique González Rojas nos ayude a vislumbrar estos otros terrenos donde todavía no hemos querido incursionar. El precioso título de su libro opera también en este otro sentido, pues también aquí hay mucha niebla, y voces que intentan llamar la atención sobre lo que el grueso de nuestros críticos de cine todavía no quieren o pueden ver.

Juan Antonio García Borrero


Categorías: Blog de autores